Cualquier cosa que creas que pueda sumarnos,

¡DÍNOSLA!

Déjanos tu mensaje, lo contestaremos cuanto antes :)


joselo@proyectosubmarino.com

+52 1 442 330 4138

SUSCRIPCIÓN BOLETÍN

ESTÁS A UN PASO DE ABORDAR EL SUBMARINO

relato

Soliloquio

2017-12-19 | Joselo Montes | relato

Abres los ojos. Traes esa canción. Te acuerdas de aquella conversación. Tienes hambre. Estás cansado.


Caminas hasta la puerta del baño. Te quedas mirándote al espejo. La soledad llega. Se instaura en finas capas, como una hermosa telaraña acogedora y alucinante. Comienzas a tener un diálogo interno infinito. Te ríes de cosas que se te ocurren. Te observas en el espejo. Haces caras. Mueves los 63 músculos de tu rostro. Te miras asimétrico. Te miras cansado. Como si llevaras dentro de ti una guerra que ahorita está en la fase de repliegue. Estás fatigado. ¿Es esta la vida que te imaginabas tener cuando pensabas en tu futuro en aquellos paseos en la parte de atrás del datsun de tu papá?


La vida social no va mal, te mientes. Cojo de vez en cuando con matches espontáneos de apps para citas espontáneas. Las invito a mi casa. Jugar de local siempre ayuda. Incluso creí enamorarme de una. Al final mi soledad siempre gana la batalla al momento de pensar en compañía. De vez en cuando te visitan los fantasmas de tus amores perdidos. Se miran entre ellas y se ríen de mi cariño de mentiras. De mi patológica necesidad de estar acompañado. De repente ya pasó un año, dos, y van a pasar tres y cuatro y cinco, (¿cuántos años más me faltan?) y sólo por medio de la melancolía me seguiré aferrando a lo que ya no es mío.


Te obligas a salir. Estrechas manos, asientes de vez en cuando. Te acuerdas de aquel chiste que te contaron. Eres funcional. Ya sabes qué decir y cómo moverte en esos espacios. Encantado, mucho gusto. Claro, lo leí el otro día, qué interesante justo acabo de ver algo relacionado con eso, cómo crees, ¿me lo juras?. Socializas. Después te regresas flotando a tu casa.


Parpadeas.
Sigues viéndote al espejo. 
Dicen que en el rostro de las personas puede adivinarse el tiempo que llevan viendo pasar la vida desde atrás de los barrotes de su propia cárcel.
Te echas agua sobre tu rostro.
Piensas mantras tranquilizadores de tu yoga.
Ohm. Shanti. Ohm. Inhala. Exhala.
Todo es perfecto. Todo está bien.
Todos los caminos que has cruzado,
todos los pasos que has dado te han preparado para este momento.
Eres perfecto. Tus tiempos de conciencia son perfectos.
Todo esto es para que despiertes.
Todas tus vivencias son para que puedas despertar.
Ohm. Shanti, Shanti, Shantiiiiiiii.
Ya perdí la cuenta de cuánto tiempo llevo aquí mirándome. Desproporcionado. 


Pessoa decía que el inventor del espejo envenenó el alma humana y sí. Estoy envenenado. 

Ohm.
Inhala.
Exhala. 
Listo. Ahora sí.
Vámonos.